RAZONAMIENTO HUMANO. HEURÍSTICOS Y SESGOS

El razonamiento es uno de los procesos cognitivos básicos por medio del cual utilizamos y aplicamos nuestro conocimiento. Si no tuviéramos la posibilidad de hacer inferencias, dependeríamos de un conocimiento muy específico y puntual para poder abordar cada situación.

En psicología, en el estudio del razonamiento probabilístico, aparece el enfoque de los heurísticos basado en reglas y estrategias que se aplican, para producir una estimación o una predicción.

Así, los heurísticos se pueden plantear como atajos mentales que necesitamos utilizar para acceder a la solución de problemas cognitivos complejos, reformulando estos problemas y transformándolos en operaciones más sencillas y casi automáticas.

Precisamente, esta estrategia intuitiva, rápida y que exige pocos recursos cognitivos, puede originar distintos errores sistemáticos característicos de cada heurístico, denominados sesgos o falacias.

«los sesgos cognitivos aparecen como errores sistemáticos del razonamiento humano producidos como resultado de diversos procesos como son el procesamiento de la información, motivaciones emocionales y morales y la influencia social«

Daniel Kahneman y Amos Tversky, realizaron un conjunto de investigaciones en las que se sustenta la conceptualización de los tres tipos de heurísticos básicos: representatividad, accesibilidad y anclaje y ajuste. Más tarde, el propio Kahneman y Frederic, añadieron los que se conocen como heurísticos del prototipo.

Los sesgos cognitivos aparecen como errores sistemáticos del razonamiento humano producidos como resultado de diversos procesos, difíciles de diferenciar en muchas ocasiones, como son el procesamiento de la información mediante heurísticos, motivaciones emocionales y morales, la influencia social, etc.

Con la pandemia Covid19, empezamos a ver como aparecían y se desarrollaban determinados comportamientos en la ciudadanía, las autoridades y las organizaciones. Algunos de estos comportamientos, muy perjudiciales para la contención de la pandemia y sus nefastas consecuencias, responden a lo que anticipaban muchos de los sesgos revelados actualmente. Actualmente, podemos encontrar casi 200 sesgos “definidos” y descritos en Google.

Entre otros, el sesgo de confirmación que adelantó ya en 1960 el psicólogo inglés Peter C. Watson y que aparece cuando nos empeñamos en buscar o interpretar evidencias para que confirmen nuestras hipótesis o afirmaciones previas. Siempre, en consonancia con nuestras ideas, filiaciones y creencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.