APLICACIONES DE LA PSICOLOGÍA ECONÓMICA

La economía conductual o psicología económica, se puede considerar como el estudio de cómo los factores psicológicos, sociales o cognitivos afectan las decisiones económicas de los individuos, los grupos, las organizaciones y la sociedad.

Es decir, la aplicación de la psicología a la conducta económica, en las áreas comunes entre la economía, la psicología, la psicología social y otras ciencias como la sociología o la antropología.

Además de otros conceptos importantes que diferencian a esta interdisciplina de concepciones clásicas, la psicología económica actual se basa en, al menos, tres pilares fundamentales: Heurísticos, sesgos y “nudges” o empujones, de los que ya hemos hablado detenidamente en otras entradas.

Aquí nos centraremos en señalar, brevemente, el ámbito de la psicología económica y algunas de las posibles aplicaciones de ésta, en Organizaciones Públicas o Privadas.

En el ámbito de las organizaciones, a la tradicional aparición de la PE en las áreas de Marketing y Ventas, dentro de lo que tradicionalmente conocemos como comportamiento del consumidor, es importante la aparición de la PE de forma transversal, en otras áreas como Innovación, Recursos Humanos, Finanzas, Salud Laboral, etc.

Innovación

Concretamente en Innovación, inmersos en pleno proceso de Transformación Digital de las Organizaciones, podemos contemplar el uso de la PE en departamentos de Inteligencia Artificial (IA), Internet de la Conducta (IoB), Trabajo Remoto y Ciberseguridad, entre otros.

También se puede contemplar dentro del área de innovación el diseño de nuevos productos.

Gestión de personas

En Gestión de personas, además de en los departamentos de selección, retribución, igualdad, la aplicación de la PE puede ser fundamental para la eficacia del diseño e implementación de planes de formación, retención, motivación y, sobre todo, en el fomento de la identificación y la vinculación con las organizaciones y los grupos.

Marketing y Ventas

En Marketing y Ventas, además de en la comunicación de la organización con los clientes, accionistas, proveedores, instituciones, etc., es posible la aplicación de la PE en los planes de captación y fidelización de clientes, sobre todo, en los entornos B2B y digitales.

También, en los estudios y análisis de mercados donde tan importante como analizar las respuestas es, con ayuda de la PE, realizar las preguntas adecuadas.

Finanzas

En una organización es primordial una buena gestión de las Finanzas y para tomar buenas decisiones financieras es imprescindible gestionar el comportamiento de todos los agentes que intervienen, conocer sus sesgos e intentar paliarlos con pequeñas y eficaces intervenciones.

La reciente relevancia de la psicología económica en las entidades financieras propone la conveniencia de que los componentes de los departamentos financieros de las organizaciones e instituciones conozcan y entiendan también los principios en los que se basa la PE y puedan aprovechar las ventajas que les ofrece para la correcta gestión financiera de su organización.

Salud Laboral

En el ámbito de la Salud Laboral, en cualquier tipo de organización, podemos observar que prevalece el tradicional modelo enfocado en la prevención basada en destacar la evitación de los acontecimientos negativos.

Actualmente, los métodos orientados a sustituir los comportamientos inseguros por otros comportamientos seguros generarán evidentes cambios positivos.

Recursos Propios o Consultoras Especializadas

Las organizaciones que estén convencidas de que las intervenciones basadas en la PE pueden ayudar en cualquiera de las fases de formación, concienciación y compromiso con el cumplimiento de las normas de forma proactiva, centrar la atención y fomentar las actitudes y los comportamientos positivos, pueden establecer sus propios equipos de Economía de la Conducta o pueden trabajar con consultoras especializadas.

Cada vez, es más habitual encontrar este tipo de consultoras que actúan como consultoras especializadas en Economía de la Conducta y que además también participan en la divulgación y docencia de la PE con la impartición de cursos de distinto nivel formativo.

Tampoco resulta extraño encontrar dentro de las grandes consultoras tradicionales, áreas especializadas en PE.

De cualquier manera, con recursos propios debidamente formados, o con la ayuda de consultoras externas, las organizaciones, pueden aprovechar las investigaciones, las metodologías y los avances de la Psicología Económica para fomentar comportamientos adecuados en cualquier área de la propia organización y de todos los agentes que la componen y con los que se relaciona, ya sean éstos, clientes, proveedores e instituciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.